Operaciones Offshore de Housekeeping y Movimiento de Cargas en el Norte Del Perú

Dentro de la industria Oil & Gas existe un capítulo de operaciones complejo y muy riesgoso que se desarrolla en el mar y se denomina en general, operaciones offshore.

Extraer petróleo en el mar requiere de una compleja red logística que permita abastecer a las plataformas petroleras o de producción de gas natural, el material, equipos, facilidades y toda clase de recursos necesarios para su desarrollo. La operación requiere del apoyo de flotas de embarcaciones de distintos tipos las tales como: embarcaciones de pasajeros, de respuesta a emergencias, embarcaciones abastecedoras (supplies) y barcazas (artefacto naval que carece de propulsión propia).

Una de las actividades más importantes del extenso número que conforman esta operación es el mantenimiento de las plataformas petroleras denominado housekeeping. Su implementación presenta numerosos riesgos para la seguridad y salud de los trabajadores que requieren una pensada planificación estratégica y operativa, un riguroso análisis de riesgos de seguridad y salud en el trabajo y un desarrollo operativo basados en estándares técnicos y de seguridad. En el norte del Perú, específicamente en las costas de Talara, en los lotes petroleros offshore concesionados a empresas privadas se desarrollan operaciones de alto riesgo de housekeeping y movimiento mecánico de cargas con apoyo de barcazas tipo derrick que disponen en sus cubiertas de poderosas grúas con sistemas ringer ubicadas en la base de estas grúas que permiten una mejor versatilidad en el movimiento de estas grúas.

El personal conformado por la dotación marítima y el equipo de trabajo que realiza el servicio de housekeeping trabajan a bordo en sistemas de guardia que requieren permanencia a bordo por tiempo prolongado.

Las actividades de esta operación contienen controles operacionales que resultan del análisis de riesgos reflejados en una matriz de peligros y posterior matriz de identificación de peligros, evaluación de riesgos y controles operacionales (IPERC). Asimismo, su desarrollo requiere de profesionales altamente competentes, de distintas disciplinas y que desarrollan un trabajo en equipo muy coordinado y robusto. De otro modo, incidentes muy graves pueden resultar si algo no se analiza de manera técnica y metodológica. Los incidentes pueden derivar en lamentables accidentes con pérdida de vidas humanas, lesiones graves y pérdida total o parcial de recursos materiales que podrían significar millonarias pérdidas a los inversionistas. Las operaciones de housekeeping se desarrollan en varios tipos de actividades siendo las más importantes, los trabajos de metal mecánica y el movimiento mecánico de cargas. Estas actividades requieren estándares rigurosos y certificaciones del personal involucrado. El ingreso de personal no autorizado está prohibido y siempre se despliegan controles muy estrictos para autorizar los accesos a personal tercero que por fines de auditoría, inspecciones gubernamentales u otros, tienen que ir a bordo a cumplir con sus tareas encargadas.

Para poder hablar de estas actividades muy bien definidas debemos empezar por conocer sus riesgos más importantes. Como bien se ha dicho líneas atrás, estos riesgos declarados en la matriz de evaluación de riesgos (IPERC) han sido valorados gracias a una metodología técnica que permite analizar la frecuencia de ocurrencia de eventos no deseados, su potencial severidad y su relación con peligros, agentes y factores de riesgo. Estos riesgos son grosso modo: físicos, radiaciones ionizantes, radiaciones no ionizantes, mecánicos, químicos, biológicos, psicosociales, hombre al agua, incendio, explosión, entre otros. Cuando el personal está dentro de la plataforma a intervenir inicia sus actividades con la evaluación diaria de riesgos basada en un acta de seguridad que fue desarrolla previamente al inicio del proyecto. El trabajo debe ser autorizado por un permiso de trabajo de alto riesgo sea para trabajos en frío (no implica actividades de soldeo o que involucren riesgo de ignición) o trabajos en caliente (caso opuesto). Luego de ello desarrolla el análisis de trabajo seguro (ATS) el cual se relaciona directamente con el procedimiento que se convierte en el estándar para la intervención. El personal realiza una charla de seguridad y se organiza conforme al plan de trabajo para iniciar sus actividades.

Estos trabajos pueden requerir de evaluaciones auxiliares tales como el testeo de atmosferas peligrosas y preparación para trabajos en altura. El personal está equipado con sus equipos de protección personal cada cual diseñado para proteger al operario de uno o más riesgos identificados en el IPERC.

El movimiento mecánico de cargas implica maniobras con las cargas que se van a mover. Elementos como eslingas, estrobos y grilletes son el común denominador de este tipo de operaciones las cuales no pueden ocurrir si no son autorizadas por un plan de izaje que es el documento técnico que analiza el movimiento.

Sin duda este tipo de trabajo que es de alto riesgo requiere una implementación muy profesional de personal competente y de técnicas y métodos estandarizados. Trabajar en offshore es muy pesado, pero a la vez muy gratificante.

Artículo, preparado por el Ing. Álvaro Cevallos para la revista internacional Seguridad Laboral-Latam

Ing. Álvaro Cevallos Chacón

Ing. Álvaro Cevallos Chacón

Jefe de Área de HSE en IMI del Perú

 

  • Ingeniero de profesión especializado en el área de QHSE.
  • Magister en Dirección Estratégica en Tecnologías de la Información.
  • Diplomado en Seguridad Industrial por UDEP
  • Diplomado en Seguridad Industrial y Salud Ocupacional por UNALM

  • Diplomado en Ingeniería de Proyectos por UDEP

Amo a mi familia y comprometido 100% con el valor de la seguridad.