Una mujer empoderada entre máquinas de soldar

Las mujeres y las niñas constituyen la mitad de la población mundial y por consiguiente la mitad de su potencial. La igualdad de género, además de ser un derecho humano fundamental, es imprescindible para lograr sociedades pacíficas, con pleno potencial humano y capaces de desarrollarse de forma sostenible.

A través de su historia, IMI del Perú ha promovido un entorno laboral con iguales oportunidades tanto para hombres como para mujeres, es por ello que es normal encontrar en la compañía a profesionales mujeres en actividades que en el pasado estaban destinadas solo a los hombres.

Judith Zapata Atoche – Soldadora

Un claro ejemplo de ello es Judith Zapata Atoche, una mujer emprendedora y aguerrida que labora en IMI del Perú y que logramos ubicarla entre máquinas de soldar, máscaras de protección y soldadura.

“Desde pequeña me llamó mucho la atención los trabajos que se hacían con soldadura, tanto así que empiezo a practicar en un pequeño taller, posteriormente seguí cursos de soldadura en el Senati, estudios que intercalaba con mis actividades en el Taller. Posteriormente trabajé para algunas empresas, hasta que, en el año 2009, IMI del Perú me dio la oportunidad de trabajar en sus operaciones, ingresando en una época donde construían plataformas, participé en el equipo de Cascos y Estructuras donde aprendí mucho más, esta experiencia me generó nuevas expectativas de superación que poco a poco fui logrando en esta gran empresa” afirma complacida Judith.

Judith es una profesional homologada para realizar trabajos de soldadura 6G, una de las más difíciles en este rubro de construcciones metálicas “en IMI del Perú, es importante que un soldador cuente con este tipo de especialización para participar en los proyectos que realiza, igual como ha sucedido anteriormente en la construcción de jackets para las plataformas y otras estructuras de gran envergadura. Yo me siento afortunada de ser parte de este equipo humano que realiza su labor con seguridad y profesionalismo” resalta Judith.

Sus hijos, su razón de ser

Madre de dos hijos de 18 y 15 años, Judith se siente una mujer muy afortunada y feliz con su familia, quienes la apoyan en todo momento “Mis hijos están estudiando como muchos de manera remota, ellos son mi soporte y siempre me alientan a seguir adelante. Yo también los aconsejo y los incentivo a que se fijen metas en la vida para cumplir sus sueños” nos cuenta entusiasmada Judith.

Las mujeres podemos trabajar en las mismas actividades que los hombres

“Yo quiero decirle a todas las mujeres que hoy en día tenemos las mismas oportunidades que los hombres, pero que debemos demostrarlo en cualquier actividad en la cual nos encontremos, es cuestión de decisión y de esfuerzo, porque si lo podemos hacer” es el mensaje que expresó Judith para todas las mujeres.

Judith es un claro ejemplo de que las mujeres tienen las mismas posibilidades para desarrollarse profesionalmente en cualquier actividad. Ella encontró ese espacio de crecimiento en IMI del Perú. Judit es madre pero también es una excelente soldadora, y nos ha demostrado que detrás de una máscara de metal y entre las chispas de la soldadura, también puede aparecer el rostro de una mujer.